El 21 de febrero es el Día Internacional de la Lengua Materna. La lengua es un mecanismo de medios finitos capaz de crear mensajes infinitos cuya función es la comunicación. La lengua materna es la lengua que ha sido aprendida como primera lengua en la niñez.  La habilidad en la lengua materna es esencial para todo el aprendizaje ya que la lengua materna es la base del pensamiento.

Los hablantes de español, o de cualquier otro idioma, poseen un conjunto de reglas para construir los mensajes, y de manera inconsciente las aplican en cada caso concreto. Cualquier hablante es capaz de producir mensajes que nunca se han producido antes y es entendido por los oyentes. Según Noam Chomsky esta capacidad no puede ser adquirida sino que es innata, de tal modo que existe una gramática universal subyacente a la estructura de todas las lenguas. La adquisición de la lengua materna se hace principalmente escuchando, pero los niños no imitan ni memorizan lo que oyen sino que extraen las reglas que regulan el funcionamiento de su lengua de los ejemplos lingüísticos que los rodean.

Aunque la capacidad para el lenguaje es innata, se considera también que el lenguaje es aprendido puesto que constituye un legado cultural y se adquiere en la sociedad a través de la experiencia. Por eso la interacción social es necesaria para el aprendizaje de la lengua materna, a través de la interacción los niños forman los conceptos sobre el mundo que los rodea.

La sociedad acepta ciertos fenómenos lingüísticos, mientras que rechaza otros. Los que acepta los cree buenos y prestigiosos, los que rechaza los considera malos y sin prestigio. Los niveles del lenguaje se dan por razones socioculturales. Muchos opinan que la lengua que debe enseñar la escuela es la de los sociolectos altos de la comunidad lingüística. No sólo porque se trate de un instrumento expresivo más rico sino porque es también el vehículo de la cultura, es la lengua de la literatura, de los medios de comunicación, de la administración, de la política. Manejar el sociolecto alto significa acceso a todo esto. Este sociolecto, que también se acerca más a la lengua estándar hablada en todo el mundo hispano, garantiza, además, una comunicación más amplia y efectiva.

La mejor manera de aprender la lengua materna es utilizarla: leer, escribir y hablar. El que lee con frecuencia tiene mayores ventajas de comunicación.

Categorías: Novedades